Seguidores

miércoles, 18 de febrero de 2015

+

Sentía como bajaba sus manos por su cuerpo mientras le abrazaba fuertemente por la espalda.
Y quitó un mechón de su pelo y, se lo colocó tras la oreja.  
Rozó los dedos delicadamente por el cuello mientras sentía como sus labios húmedos acariciaban el cuello a la vez. 
Y al terminar el beso, le susurró un 'me encantas'.
Y entonces abrió los ojos, y vió como sus ojos estaban húmedos y el frío de aquel mes de Febrero no era nada al lado de lo que por dentro sentía. 
Allí estaba otro domingo más, en aquel banco, pero esta vez, sola.
Y realmente sentía que necesitaba estar en ese sitio y recordarlo todo, recordarlo.
Cada día dolía un poco menos, y a la vez cada vez le recordaba mas. 
Pero ella lo que quería no era no recordarlo, quería volver a ese banco todos los domingos, pero quería que llegara un punto que solo sirviera como recuerdo, que después se levantara, se secara las lagrimas y fuera mas fuerte aún para luchar con otra semana más hasta el siguiente domingo.
Y ojalá pensó, ojalá eso ocurriera algún día, realmente sentía que lo necesitaba. 
¿ Por que lo que mas daño nos hace es lo que mas queremos? Tantas veces al día se hacía esa pregunta, y tantas veces no encontraba respuesta...

1 comentario:

Me encantaría que me dejaras lo que piensas.
Todos los comentarios que no sean con respeto los borraré.
Gracias por comentar, de verdad, eres genial.